Nicolás Ortiz

El blog de Nicolás Ortiz

Argumentos cómodos

Posted by Nicolás Ortiz On agosto - 25 - 2013

blablaGran razón le asiste a Aristóteles en cuanto a que “la mayoría de los hombres son malos jueces de sus propios asuntos“. Es que desde el 300 a.C. hasta ahora parece que nada ha cambiado.

Los hechos aristotélicos siguen ocurriendo por estos días, y me voy a referir a dos.

Uno se suscitó en ocasión de la votación de la Rendición de Cuentas. La Diputada Susana Pereyra del MPP se puso un tanto nerviosa cuando se le dijo que el Frente Amplio era malo gestionando la educación, la seguridad y la salud. De seguro cada lector de esta nota podrá pensar en al menos un ejemplo que de cuenta de esto.

Sin embargo la esposa del Ministro Bonomi argumentó que el Frente Amplio no es malo gestionando porque en realidad la gente los sigue votando y aún les tiene confianza. Diputada: que la gente vote al Frente Amplio no significa que el gobierno gestione maravillosamente. Es como decir que en Cuba hay democracia porque hay elecciones. Es que desde el pedestal de la soberbia es imposible que surja la autocrítica y el reconocimiento de que las cosas se hacen mal.

Es que con el criterio de la Diputada se corre el peligro de perder el norte y, en todo caso y encima, desconociendo la opinión de la otra mitad de los ciudadanos que no votan al Frente Amplio. O se puede pensar que el Partido Colorado por haber gobernado por más de 150 años el país, lo hizo siempre excelentemente bien. Pues claro que no. Parecería incluso que sólo resta entonces, de acuerdo a lo que razona Pereyra, que el Partido Colorado se abstenga de participar de las elecciones pues total está todo más que genial.

De remate, es interesante reflexionar que este argumento proviene de una Diputada que fue cuestionada por haber recurrido a sus contactos con la barra brava de Peñarol para acarrear entre 200 y 500 hinchas que la votaron en las elecciones a padrón abierto que el MPP realizó el pasado mes de junio. Queda picando.

La frase del mes

Punto y aparte se merece el segundo hecho que quiero mencionar.

La Intendenta de Montevideo, Ana Olivera, dijo hace unos días: “Hoy no tenemos problemas con la recolección de residuos.” Esta frase es sin dudas para un premio. Tal vez pensará Olivera que si repite esta mentira mil veces la gente la creerá, o que la basura desaparecerá de la vista de todos. Con el agravante de que, de paso, aludió a una herencia maldita que no es atribuible a los partidos fundacionales (¡de esta nos salvamos!). En tren de echar culpas y encontrar justificaciones vale todo.

Como sea, los martes y miércoles a la mañana tomo el 158, con destino a Gruta de Lourdes, para ir a dar clases al Liceo Jubilar. Cuando el ómnibus se adentra en la cuenca Casavalle es realmente lamentable ver que quién gobierna en algunas zonas no es la Intendencia de Montevideo, sino la basura. Para los escépticos, va un video de mi autoría con cinco minutos de esa realidad: https://vimeo.com/73084868

Así que ya se sabe la receta. Gobernar bien es: que la gente lo vote a uno y nada más, echarle la culpa a otro y repetir una mentira mil veces.

La terca realidad se encarga de demostrar todos los días que Uruguay tiene una educación que no educa, una seguridad que nada asegura y una recolección de residuos en Montevideo que no recolecta. De eso conversamos con la gente todos los días. Mientras tanto que el Frente Amplio diga lo que quiera.

¿Gestión + cambio + alegría?

Posted by Nicolás Ortiz On septiembre - 29 - 2011

Transcribo a continuación una carta publicada hoy en el semanario Búsqueda, enviada por el candidato a Intendente Ney Castillo. Para reflexionar…

 

“Sr. Director:

Los argumentos esbozados en defensa de su gestión por la Sra. Intendente de Montevideo, la Prof. Ana Olivera, ante la mesa política del Frente Amplio, según reproduce la prensa, resultan, a todas luces, inadmisibles.

Ante la incontrastable realidad de que la ciudad es una mugre, la Sra. Intendente nos dice a los montevideanos que se trata de un problema cultural y de comunicación, fundamentalmente con algunos medios que operan para la “derecha”. Naturalmente, además, dice tener un plan.

¡Algo más de 22 años de gobierno municipal de una fuerza política que accedió al poder de Montevideo con la promesa de erradicar los basurales; promesa que Ana reiteró en su campaña y nos dice olímpicamente, ahora, a 22 años de ejercer el poder en Montevideo, reitero, que la basura se trata de un problema cultural, de comunicación y que tiene un plan!

Sí, sí, a 22 años de gobernar Montevideo, tienen un plan para limpiarla…

Con una recaudación de más de 500 millones de dólares por año y con un gasto sensiblemente mayor -siguen impunemente incrementando el déficit de los montevideanos- la gestión municipal es mala, muy mala.

El alumbrado público, la limpieza, el transporte público, el tránsito, el estado de las calles, las obras de infraestructura, el ordenamiento territorial, el despilfarro en clientelismo… por donde se mire no hay gestión.

Mientras tanto, en lugar de hacer lo que hay que hacer para devolver en obras y servicios la altísima carga tributaria que soportan los vecinos, la preocupación es encontrar un enemigo a quien culpar de todos los males. Nunca buscar las carencias propias y con humildad reconocer ante los contribuyentes que se les cobra mucho y se les da muy poco. Nunca. ¿Para qué? Si es mucho más fácil culpar a la derecha, a los medios de comunicación, a los problemas culturales de los vecinos y prometer que se tiene un plan.

Modestamente, me permito disentir con la Señora Intendente.

Si la ciudad es una mugre, hay que limpiarla; si el transporte público es deficitario, hay que acelerar el proyecto del BID de movilidad urbana que avanza a paso de tortuga; si el tránsito es caótico, hay que ordenarlo; si el alumbrado público es insuficiente, hay que poner más picos de luz; si las calles están destruidas, hay que arreglarlas. Más de 500 millones de dólares al año son más que suficientes.

Es bien claro que se trata de prioridades. Si la Intendencia tiene más funcionarios en Cultura que en Limpieza, hay una demostración clara de por dónde van esas prioridades; si los inspectores de tránsito son agentes de recaudación en lugar de educadores o si, por poner otro ejemplo, se destinan millones y millones de dólares al clientelismo, esos millones y millones faltan para hacer lo que se debe hacer. Se trata de prioridades.

La culpa no es de los vecinos, ni de los medios, ni de la derecha, ni de ningún otro enemigo externo. La falta de solución a los problemas de limpieza, transporte público, tránsito, alumbrado público, el estado de las calles, la falta de obras de infraestructura y el clientelismo galopante se deben a la mala gestión del gobierno municipal de Montevideo.

Atentamente, Dr. Luis Alberto Castillo

Ex candidato a Intendente de Montevideo

Partido Colorado”

TAG CLOUD

About Me

\"Siempre hay un camino bueno para los hombres buenos y de fuerte voluntad.\"

Twitter

    Photos

    17082010424170820104231708201042017082010419