Nicolás Ortiz

El blog de Nicolás Ortiz

Hombres de poca fe

Posted by Nicolás Ortiz On mayo - 25 - 2010

“El Partido Colorado es ante todo liberal, partido liberal o colorado y no sería posible hallar uno en la República a quién con más verdad el calificativo le cupiera.”

Así hablaba Batlle y Ordóñez del Partido Colorado.

En tal caso nuestras utopías son distintas a la de los otros partidos políticos. Las utopías del individuo como cuestión primordial por encima de cualquier consideración colectiva, de la más amplia libertad que cuenta con la única limitante de la libertad de los demás, y de la igualdad de los hombres ante la ley; con un Estado como protagonista principal en la concreción de estas utopías. Doy por barato que se entiende que todo esto implica que nos somos liberales en lo económico y que el mercado no debe envilecer nuestras utopías políticas. Quimeras ellas que pudieron ser concretadas, en mayor o menor medida, por el Partido Colorado desde Batlle hasta hoy.

Ciertamente las utopías socialistas no pasan exactamente por aquí. Y no hablo de ideas  muertas o pasadas de moda, puesto que basta escuchar a los militantes frenteamplistas hablando de estas cosas cuando José Mujica ganó la presidencia de la República en aquellos videos que se publicaran en www.observa.com.uy.

No puedo dejar de citar a Grompone cuando dice: “En Batlle es siempre el hombre del siglo XIX, liberal e individualista, el que intenta resolver los problemas sociales. Ha habido, pues, incomprensión en su pensamiento y de su concepto social al colocarlo, como se ha hecho a veces, en la corriente socialista.”

Y para no hablar en términos que se pueden considerar rígidos u “old fashioned”, en todo caso el Frente Amplio no ha dejado dudas de su carácter poco batllista en algunas de sus políticas sociales, donde la movilidad social y el marco de igualdad de oportunidades para llevar a cabo los sueños individuales son cuestionables.

Pero más ciertamente (y nótese bien el “más” en esta oración) nada tienen que ver estas utopías de un Partido Colorado que quiere volver a ser y de un Frente Amplio que pretende ser, con las utopías del Partido Nacional, que siempre han sido las del conservadurismo político y del liberalismo económico.

Y digo que queremos volver a ser porque es nuestra aspiración transformarnos en lo que fuimos y recuperar todo aquello que perdimos, por nuestro error de no ponernos al día con el siglo, observadores del intento medianamente exitoso (o totalmente si consideramos que llegaron a los dos primeros mojones del camino) que el Frente Amplio ha llevado adelante. Por cierto, no son los del año 1971.

Todos parece que pretendemos transformarnos en socialdemócratas en un mundo donde el concepto de socialdemocracia parece estar en crisis y donde las utopías parecen haber caducado.

Y aquellos hombres de poca fe que creen que la creación de un nuevo lema o en algún caso la fusión de los partidos fundacionales es la llave del éxito, no tengo que explicar después de lo dicho por qué creo que se equivocan. Ya hasta nombre le pusieron a esta cosa: “bipartidismo conservador.”

Quizás llegó la hora de reinventar las cosas. O al menos de discutir en el seno de nuestro partido de cosas que de tan pero tan básicas, son muy pero muy profundas.

Leave a Reply

TAG CLOUD

About Me

\"Siempre hay un camino bueno para los hombres buenos y de fuerte voluntad.\"

Twitter

    Photos

    17082010424170820104231708201042017082010419