Nicolás Ortiz

El blog de Nicolás Ortiz

A 100 años del Instituto José Batlle y Ordóñez

Posted by Nicolás Ortiz On junio - 24 - 2012

A 100 años de la fundación del hoy liceo Nº36 “Instituto José Batlle y Ordóñez”, la Cámara de Representantes rindió un homenaje a esos efectos el 6 de junio. Transcribo las palabras que pronuncié en nombre del Partido Colorado en tal ocasión.

“SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado Ortiz.

SEÑOR ORTIZ.- Señor Presidente: debo decir que el señor Diputado Sabini me allanó bastante el camino respecto a las reflexiones que hoy quería compartir en esta Cámara. Y voy a comenzar con una cosa que decía Antonio Grompone acerca de la obra educacional de Batlle.

Miren lo que decía: “Se destaca así una condición profunda en el arte de gobernar que consiste en no buscar, ni desear, ni juzgar las iniciativas por la originalidad, porque las transformaciones más radicales surgen a menudo de las ideas más simples, especialmente en materia educacional, en donde Batlle ha marcado claramente la culminación de una pedagogía de Estado”.

Es que, señor Presidente, de las necesidades de las personas, de sumirnos en la realidad cotidiana, surgen las grandes evoluciones. Evolucionar significa que las cosas se hacen más complejas, en este caso, en el sentido positivo. Y precisamente porque las necesidades de las personas se hicieron más complejas, ¡vaya si el batllismo supo estar a principios del siglo XX para entender esas evoluciones y concretarlas en cambios! Eso es lo que hoy quiero rescatar de lo que adelantaba en su intervención el señor Diputado Sabini respecto al Instituto Batlle y Ordóñez, el IBO.

Resulta que en esa época surgieron las exigencias sociales e hicieron las cosas más complejas. Ya había un amplio movimiento a favor del acceso de la mujer a la vida intelectual. En Alemania, en Canadá, en Estados Unidos, en Rusia, en Francia, en Inglaterra, en todos ellos, ya existían colegios e institutos de enseñanza femeninos e, inclusive, de estudios superiores. Acá, en Uruguay, esta discusión tiene un punto de inicio el 2 de junio de 1911, cuando el Poder Ejecutivo remite a la Asamblea General un Mensaje proponiendo la creación de una Sección de Enseñanza Secundaria y Preparatoria para Mujeres en la Universidad de la República; y de ahí la discusión desatada. ¡Y vaya si se desató una discusión!, porque fue una lucha entre conservadores y reformistas. Eso fue: una lucha entre conservadores y reformistas, estos últimos, los reformistas, interpretando siempre las evoluciones de las que hablaba y haciéndolas materia.

El señor Diputado Sabini hablaba de ciertas opiniones opuestas al proyecto. Yo quiero destacar algunas otras. Adviértase por dónde pasaba la discusión: estaban preocupados por el riesgo de que la educación científica aumentara el proletariado del bachillerato. Acerca de las mujeres se preguntaban: ¿prepararlas para la vida no será prepararlas y darles una educación superior para que luchen contra el hombre? ¿Crearle horizontes de agitación no será crear en nuestro país, quizás, la mujer sufragista?

Decía algún diario de la época: “Conveniencia social en estimularla a seguir carreras, sustrayéndola a la misión familiar que parece ser su principal encanto y su vocación más natural y decidida”. El diario “El Día”, ¡bueno!, contestaba a todas estas críticas y llegó a hacer una encuesta sobre el tema. En ese diario se podía leer: “Hoy pueden estudiar las mujeres en promiscuidad con los estudiantes varones: pero por los inconvenientes naturales de esa condición una considerable cantidad de mujeres se abstiene de concurrir a la Universidad. Se trata de eliminar esos inconvenientes para que ninguna mujer deje de instruirse porque se sienta cohibida por circunstancias que justifican plenamente las preocupaciones sociales a este respecto”.

Emilio Frugoni, socialista, estaba en la posición un poco más radical porque quería el sistema mixto, pero entendió que la sociedad de ese entonces no estaba preparada para ese cambio y acompañó el proyecto del batllismo.

Y de eso se trató: de una discusión entre conservadores y reformistas: los reformistas por un lado y los conservadores por otro. Eso está inscripto, además ‑para hacer un breve resumen‑, en la obra educacional que el reformismo llevó adelante. Ya en la primera Presidencia de Batlle y Ordóñez se afectan terrenos para la edificación y se construyen los actuales edificios universitarios. Una obra de esa envergadura nunca más se llevó a cabo en la historia del país. Inclusive, hay un decreto de 22 de noviembre de 1906, donde se disponía la creación en campaña de escuelas de estudios secundarios, que se denominarían “liceos”.

Es sabido que el 4 de mayo de 1911, el Presidente Batlle y Ordóñez envía al Parlamento el proyecto para la creación de los liceos departamentales. Y es en 1913 ‑como ya mencionó el señor Diputado Sabini‑ comenzó a funcionar la Universidad de Mujeres, en la esquina de las calles Soriano y Paraguay, destinada a la enseñanza secundaria de las señoritas, fundada en 1912 por José Batlle y Ordóñez, transformada luego en la Sección Femenina de Enseñanza Secundaria, y más tarde en el Instituto Batlle y Ordóñez, popularmente conocido como liceo femenino o “la femenina”. Muchos años después, el 13 de julio de 1939, se inaugura la nueva sede de la calle Agraciada.

Finalizo diciendo que allí, cuando Grompone habla de la simpleza de las ideas, hay que sumirse en la complejidad de la realidad para intentar interpretarla, y con ideas muy sencillas sin duda que se puede cambiar la realidad, porque todas estas ideas, que son sencillas, simplemente parten de esa complejización de la realidad, y eso es, en definitiva, lo que debemos intentar hacer los políticos desde la política: tratar de sumirnos en la realidad para cambiarla. Se trataba ‑como sucede y seguirá sucediendo en esto que nos gusta tanto‑ de la eterna lucha entre los que quieren cambiar la realidad y los que no; y sin duda alguna que el Instituto Batlle y Ordóñez es una demostración de que la realidad efectivamente se puede cambiar si partimos directamente de ella, con ideas muy sencillas. Así que está hecha la invitación a seguir cambiando la realidad.

Muchas gracias.”

Leave a Reply

TAG CLOUD

About Me

\"Siempre hay un camino bueno para los hombres buenos y de fuerte voluntad.\"

Twitter

    Photos

    17082010424170820104231708201042017082010419